Ensayo: transferencia y contratransferencia análisis y fenómenos humanos


ENSAYO: TRANSFERENCIA Y CONTRATRANSFERENCIA ANÁLISIS Y FENOMENOS HUMANOS

Al buscar el título del presente ensayo, saltaron diferentes cuestionamientos a cerca de este, pues la propuesta del escrito es hacer reflexión sobre lo que significa la transferencia y la contratransferencia dentro de un proceso psicoterapéutico con corte psicoanalítico, así como la existencia de este fenómeno dentro de otra psicoterapia, ejemplificando a la gestalt. Pero además, la idea de pensar que la contratransferencia o la transferencia son fenómenos que ocurren únicamente dentro de un análisis es cuestionable. Es aquí donde el ensayo toma el nombre de: Transferencia y Contratransferencia: Análisis y fenómenos humanos.

Es decir, se busca hacer una reflexión de cómo la transferencia y la contratransferencia se manejan a niveles tan simples como en las relaciones personales, que todos los individuos llevamos día con día, unos con otros. A pesar de esto, se debe aclarar que la transferencia y la contratransferencia son herramientas que le permiten al terapeuta un mejor manejo del problema a tratar con el paciente, mientras que en la vida diaria, es una situación de empatía, que no está sustentada en ningún modelo teórico-práctico y que tienen como único fin la convivencia social, así como el manejo interpersonal. Quizá si pusiéramos bajo la luz del proceso psicoterapéutico psicoanalítico muchas de nuestras conversaciones diarias con personas conocidas o extrañas y se interpretasen, caeríamos en la que cuenta de la gran cantidad de mensajes y de catexias que manejamos.

transferenciaEl maestro Rodrigo Avendaño Andrade, analista de la Universidad de Chile cita dentro de su artículo Epistemología de la técnica freudiana, a León Grinberg, psicoanalista, quien define la transferencia diciendo: “Es esencialmente un desplazamiento sobre la persona del analista, de emociones amistosas, hostiles y ambivalentes que provienen de la infancia. El paciente proyecta sus emociones irracionales portadoras de conflicto, sus fantasías y expectaciones mágicas; es decir el proceso “primario” y agrega: “En la transferencia el individuo transfiere sus ‘memorias’ de experiencias significativas previas, cambiando la realidad de sus objetos, dotándolos con las cualidades del pasado, juzgándolos y tratándolos como lo hizo en su pasado”. Admite el mismo autor, más adelante, que la transferencia es “un fenómeno general descubierto v aprovechado por Freud para transformarlo en un instrumento técnico de primera magnitud en el proceso terapéutico del análisis”.

Por otro lado, en cuanto al a contratransferencia la define como: “La expresión contratransferencia apunta a las transferencias del terapeuta sobre el paciente. Se ha llegado incluso a describir la neurosis de contratransferencia, que es un elemento altamente perturbador en el curso de un análisis. En general la contratransferencia es un elemento decisivo en la función del analista como intérprete, y en la conducta de terapeuta cuando es objeto de expresión”.

En este sentido, la transferencia es entonces los sentimientos que se le presentan al paciente durante el análisis, estimulados por el analista, mientras que la contransferencia son los sentimientos que el paciente despierta sobre el analista. Es aquí donde se debe hacer reflexión sobre ciertos aspectos. El primero de ellos es la evidencia de que los sentimientos de empatía entre paciente y analista se suscitarán, no sólo porque somos seres humanos y contamos con reacciones lógicas e instintivas que nos llevan a sentir emociones sino por que el mismo proceso como tal, te exige el conocimiento del mundo interno del paciente. El analista sirve no sólo como espejo dentro de la psicoterapia, sino que para lograr un buen rapport dentro de la técnica debe de entenderse el discurso emocional del sujeto y empatizar con él. Es aquí donde la ética profesional del terapeuta se pone en juego, pues es claro que en esa relación uno de los sujetos es más conciente del la situación y es el que debe plantear los límites. Es decir, si el paciente desplaza sus catexias sobre el analista, es entonces donde el analista tiene la responsabilidad ética y profesional de descubrir y trabajar toda la contratransferncia, es decir, los sentimientos o pensamientos producidos por toda esa primera transferencia. Esta situación de tener conciente el manejo de catexias, es lo que le da el carácter terapéutico a un análisis y lo que verdaderamente se reconoce como un trabajo basado en una teoría científico-práctica y no simplemente en la empatía que todos sentimos.

Si el analista encuentra en sí mismo emociones positivas que le produce el paciente, está en la responsabilidad de identificarlas, cuestionarlas y analizarlas. Ya que no solamente pueden ser herramientas esenciales para un buen análisis e interpretación en el desarrollo terapéutico sino que también permitirán que el propio analista haga conciencia de sus capacidades de aportar algo más al paciente o de su capacidad para estancar el proceso. Refiriéndonos, por ejemplo al caso del analista que lleva más allá la relación con el paciente, del estricto trabajo terapéutico y cayendo en faltas éticas y morales u otros ejemplos donde, la contratransferencia es tan negativa que el mismo analista no puede manejarlas y el proceso se malea, sin ningún beneficio para el paciente y sobre todo, con una gran falta de ética profesional de parte del analista.

El fenómeno de transferencia y de contratransferencia no es exclusivo del proceso psicoterapéutico de corte psicoanalítico. La Dra. Adriana Schnake Silva dentro de su artículo Transferencia y Contratransferencia en Terapia Gestáltica, menciona que: “desde un enfoque gestáltico, resulta claro que no es posible confundir el fenómeno de la transferencia con la neurosis de transferencia creada por el psicoanálisis. El fenómeno de la transferencia es universal, y está presente en toda relación humana. Lo que transfiere no son solamente las experiencias o emociones infantiles, sino que el paciente puede proyectar en el terapeuta aspectos sanos y enfermos de su personalidad y esto determina las características de la relación transferencia”.
Bajo esta postura, queda claro que el terapeuta que tiene una orientación gestáltica no concibe el concepto de transferencia como el manejo que le da el psicoanalista. Ya que en esta corriente terapéutica, no sólo se escucha al paciente sino que se le observa en su totalidad. El terapeuta se vuelve un aliado del paciente y en este sentido podríamos hablar de una transferencia y contratransferencia en términos de empatía y de reconocimiento del uno por el otro. Es decir, el fenómeno humano se vuelve parte de la terapia.

Es por esto que la transferencia y la contratransferencia son fenómenos puramente humanos, pues hay comunicación a nivel de sensaciones, pensamientos y emociones entre todos los individuos. La responsabilidad de cualquier terapeuta es manejar las contratransferencias, de manera tal, que no afecte al proceso terapéutico, al paciente, ni a él mismo.

Además, se debe apegar a un código de moral y de ética profesional, asumiendo el hecho de la responsabilidad que tiene como profesional de la salud.

Por otro lado, debe estar conciente que este rol le hace tener un papel más conciente de estas situaciones, las cuales debe manejar como herramientas en beneficio del proceso terapéutico.
Finalmente, no podemos, dejar de lado que ya sea en análisis de una manera formal, ética y científica como en las relaciones cotidianas, siempre existe una empatía entre los individuos. La cual debemos aprender a conocer y manejar, no sólo para una buena convivencia social sino para alcanzar un verdadero autoconcimiento y trabajar dando con nuestras zonas creativas o corrigiendo las zonas con fallas. Sin olvidar que el psicólogo es un profesional de la salud mental, el cual cuenta con responsabilidades y códigos de moral. Donde uno de los principales es buscar el beneficio del paciente, así como estar siempre a la defensa de la vida.

BIBLIOGRAFÍA

· www. Transferencia y contratransferencia en terapia gestáltica.htm. Transferencia y Contratransferencia en terapia gestáltica. Dra. Adriana Schnake Silva.

· www.Epistemología de la Técnica freudiana.htm
Rodrigo Avendaño Andrade
Profesor Patrocinante: Juan Yañez Montecinos.
Profesor Guía: Hugo Rojas Olea.
Facultad de Ciencias Sociales, Departamento de Psicología,
Universidad de Chile.

0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

©2017 PsicoActiva.com - psicología y ocio inteligente

o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

o

Create Account