¿Que sabemos del Orgasmo Femenino?


¿Que sabemos del Orgasmo Femenino?

En principio vamos a ver que en la respuesta sexual de la mujer, las cuales muestran que ocurren cuando una mujer se excita durante cualquier acto sexual, podemos describir cuatro etapas que han sido denominadas: excitación, meseta, orgasmo y resolución. Estas etapas son un proceso continuo que ocurre durante la respuesta sexual y en la mujer demora por lo general unos 15 minutos, a diferencia del hombre que usualmente llega al orgasmo entre 3 y 5 minutos.


Según Masters y Johnson, el orgasmo es un breve episodio de liberación física del aumento previo de la tensión muscular, de la congestión sanguínea pélvica y de la sensación corporal de excitación, y la percepción subjetiva de este clímax. Esta liberación energética se evidencia por descargas musculares rítmicas a nivel genital; aunque también comprometen el resto del cuerpo. Estas contracciones son sumamente placenteras para ambos sexos y producen una sensación de alivio y relajación. Después de ellas al hombre y a la mujer los invade una sensación de placidez, bienestar y afecto mutuo.

De lo anteriormente citado, podemos desprender que el orgasmo sirve fisiológicamente como un efecto liberador de la tensión placentera acumulada, básicamente desde este punto su función es la descongestión tensional y, desde lo subjetivo, la intensa vivencia del placer. Así, la percepción de la respuesta orgasmica varia según la intensidad, la duración, la cantidad, el grado de excitación, el cansancio y las tensiones previas; si uno esta de buen o mal humor. Podríamos decir, entonces, que hay distintas cualidades de percepción del orgasmo; por lo tanto, no todos los orgasmos son vividos de igual manera.

¿Orgasmo vaginal o clitoridiano?. Esta es otra consulta frecuente y debemos afirmar que la respuesta orgasmica es una sola, aun cuando los estímulos pueden recibirse a través de distintas zonas del cuerpo (estimulación de los pezones, caricias en el monte de venus, etc.), o con la fantasía. Están aquellas que constituyen el grueso de la población femenina que terminan si son estimuladas en la zona del clítoris y de los labios menores. Aproximadamente solo un 35 % de la población femenina llega al orgasmo exclusivamente por penetración, con la aclaración de que siempre la estimulación directa o indirecta del clítoris participa en esta respuesta.

Actualmente se considera normal tener orgasmo, con independencia de la vía de estimulación a la que esta mujer y su pareja recurran.

En referencia al tiempo y a la cantidad de orgasmos; a diferencia del varón, algunas mujeres tienen la posibilidad de obtener múltiples orgasmos, tantos como la continuidad del juego amoroso lo permita. Vale aclarar, que una mujer tenga muchos orgasmos no ocasiona ningún trastorno y también que la cantidad no es indicativa de un mejor funcionamiento sexual (y esto también es valido para el varón). Hay mujeres que tienen un solo orgasmo de gran intensidad, después del cual quedan satisfechas.

Es importante mencionar que el orgasmo en una mujer, es un comportamiento que se aprende y no algo que se sabe naciendo. Obtener el primer orgasmo es un proceso que requiere practica y mucha paciencia. También es importante recordar que muchas mujeres necesitan que el clítoris sea estimulado directamente para poder llegar al orgasmo. Es decir, no basta solo con la penetración para que una mujer llegue al orgasmo. En muchos casos, durante la penetración vaginal, el clítoris no recibe la necesaria estimulación, por eso se debe recurrir a la estimulación manual, oral u otras posiciones que proporcionen estimulación directa y consistente al clítoris.

Por ultimo, para que la mujer llegue al orgasmo es tan importante la lubricación de la vagina, como lo es la estimulación del clítoris. Una vagina que no esta lubricada lo suficiente resultara en una penetración dolorosa, bloqueando la obtención el placer y, por consiguiente, evitando que la mujer llegue al orgasmo. Por eso es muy importante que previo a la penetración, durante la fase de excitación, la mujer reciba el suficiente estimulo erótico para poder lubricar la vagina y lograr que esta se expanda y crezca para recibir el pene.

El secreto para obtener el mayor placer de una relación sexual es conocer lo que ocurre en nuestro cuerpo, al igual que en el de nuestra pareja, y mucha comunicación.

Podríamos culminar diciendo, que el orgasmo es como un abandonar nuestro propio cuerpo y sentir que no existe tiempo ni espacio. Durante el orgasmo se siente que todo se pierde y todo se gana. Es como sentirse inmerso en un mundo nuevo e impensable.

Dra. Andrea R. Sala
Psiquiatría, Psicología

0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

©2017 PsicoActiva.com - psicología y ocio inteligente

o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

o

Create Account