Superar el dolor

SUPERAR EL DOLOR

Mi nombre es Iris y desde que recuerdo, tengo dolor. A mis tres años, le lloraba a mi madre para que me aliviara, pero a pesar de que me llevaba al médico, me aliviaba y nunca me curé. En mi adolescencia, las crisis de dolor se hacían en ocasiones insoportables, pero como persona activa que soy, no me gustaba que el dolor me incapacitara y alejara de las actividades que tenía, entonces me automedicaba y me aliviaba, continuando con mi vida.

Con el paso de los años y los conflictos de la vida adulta, el dolor se ha salido de los límites teniendo que recurrir a analgésicos más fuertes (opiáceos) y siempre automedicándome, porque a pesar de visitar innumerables médicos (cardiólogos, reumatólogos, neurólogos, psiquiatras). Nadie me entendía. Llegué a pensar en el suicidio, y harta de ir al médico general todos los días, este me refirió a la clínica del control del dolor.

Ahí un excelente médico, después de revisar el expediente, me dijo que lo que tengo es un síndrome miofacial. Me valora conjuntamente con una psicóloga que me ha ayudado a aceptar el dolor que no quería aceptar y he cambiado mi estilo de vida. El dolor a disminuido y hago una vida normal porque sé que lo que tengo, no se cura, pero tampoco, mata. Que no estoy loca y que sí existen muchas personal alrededor del planeta con mi mismo mal. Ojalá que mi historia ayude a alguien y que no sufra tantos años con un dolor como yo sufrí, sintiéndome, desesperada e incomprendida, por todo mundo.

0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

©2017 PsicoActiva.com - psicología y ocio inteligente

o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

o

Create Account